Obras de Ángel de la Peña de Granda

Ángel de la Peña. construye cada uno de sus cuadros equilibrando, con exquisita sensibilidad, el concepto y la emoción, la técnica y la sensualidad pictórica, de tal forma que cada una de sus obras,elevándose sobre su própia condición material, trascendiendo de espíritu y misterio.

Es una venturosa excepción, no sólo por su rigor y dominio técnico, ajeno a cualquier penosa improvisación, sino por la belleza intrínseca de una obra en la que, sin concesiones ni trucos, plasma su personalísima visión creativa.

La pintura de Ángel de la Peña obedece a un proceso construido, contrastado, perseguidor de la precisión, con una soberbia técnica y de una adivinada morosida. Esta es la obra sobria y elegante, seducida e integradora, que sitúan a su autor entre los primeros nombres de la última generación de pintores informalistas.

Portador de un discurso abstracto con leves referencias informales, sobre las que levitan diversas formas planas irregulares a modo de universo reducido a lo mínimo, surreal lirico al unisono. El fuerte contraste entre vacio y lleno expresando de manera esencial por las manchas de color oscuro firmemente recortadas sobre la superficie matérica de claridad indeterminada, convierten a estas obras luminosas y de sobria presencia en un bello conjunto de soportes, pinturas sujetas a una magnifica coherencia interna.

Menos
Product added to compare.

Al seguir navegando se almacenan cookies que permiten que tu experiencia de navegación sea más fluida.